mercadoA más de diez días del incendio que consumió casi en su totalidad la nave central del Mercado Nuevo de la Duarte, los comerciantes afectados expresaron que se sienten abandonados a su suerte por las autoridades y en su desesperación han vuelto a ocupar sus puestos dentro del local siniestrado.


Durante una visita realizada ayer por Listín Diario, se pudo notar que los vendedores se han apostado en una parte del parqueo en donde antes no estaban, mientras que otro grupo ha ido más lejos y están comercializando sus productos en el interior de la nave.


Al preguntarles si no temían que alguna parte de la estructura pudiera colapsar, respondieron que no, que su único temor era quedarse en sus casas y no encontrar que comer.


“Nuestro miedo es que los bancos nos quiten lo poco que nos quedó o que no consigamos ‘el pan de cada día’”, expresó Francisco Olivo, uno de los vendedores de vegetales que la necesidad hizo volver a su local quemado.


Los comerciantes que han vuelto a vender a lo interno de la nave son principalmente vendedores de verduras y vegetales, mientras que otros han comenzado a limpiar y pintar sus mesas con la finalidad de empezar a vender sus productos lo más pronto posible.


En el lugar, se pudo observar que algunos equipos del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) sacaban restos que quedaron del incendio. En columnas y mesas, habían letreros hechos por los vendedores afectados que avisaban a sus clientes sobre sus ventas fuera del mercado, de manera provisional.


“Aviso. Estimados clientes, les informamos que Embutidos La Resurrección se ha trasladado frente a la administración de los Guandules”, decía uno de los letreros en una de las mesas.


Reacción


El representante de la Unión de Vendedores del Mercado Nuevo, Luis Taveras, expresó su preocupación porque aún no han recibido atención de las autoridades y solicitó del Gobierno actuar cuanto antes para que inicien con la reconstrucción del mercado. El 4 de enero del presente año, un incendio consumió la nave central del Mercado Nuevo de Villas Agrícolas, justo en el área donde se encuentran los almacenes del principal depósito de provisiones de cientos de pequeños comercios.


Más de 500 negocios fueron afectados directamente por el siniestro que, según las investigaciones del Cuerpo de Bombero de Santo Domingo, fue provocado por una falla eléctrica.


Fuente: Listín Diario