Resulta que una reportera de la KTVA noticias en Anchorage, Alaska, renunció a su trabajo diciendo la palabra con f al aire (es decir fuck… Pa’l carajo) y hablando sobre la legalización de la marihuana.


Charlo Greene, la reportera en cuestión, dijo:
«Yo, la actual propietaria del Club Cannabis Alaska, estaré dedicando toda mi energía para luchar por la libertad y la justicia, que comienza con la legalización de la marihuana aquí en Alaska. Y en cuanto a este trabajo, bueno, no es que tenga otra opción pero… Pa’l carajo, renuncio»


El director informativo de la emisora publicó una disculpa a los espectadores por Facebook y Twitter, escribió:
«Nos disculpamos sinceramente por el lenguaje inapropiado utilizado por una reportera de la KTVA durante una presentación en vivo esta noche. La reportera ha sido despedida»


director


Como es obvio, una cosa es que ella haya dicho fuck al aire y otra que sea la propietaria del Club Cannabis de Alaska. Greene ha hecho una serie de historias para KTVA sobre las leyes de marihuana medicinal en su estado. En algunas historias, incluso, ha utilizado el Club como fuente (lo que termina en un conflicto de intereses…aunque deberíamos pensar también en todos los negocios que tienen las televisoras y que no les ha impedido hablar de ciertos temas en sus programas).


De todos modos, el Club ha afirmado que no vende marihuana y que solo funciona como un nexo entre las personas que necesitan la marihuana medicinal y los vendedores oficiales.


En noviembre, los habitantes de Alaska votarán por si se debe terminar con la prohibición de la marihuana en su estado o no.


Greene pide recursos para informar a los votantes de Alaska sobre este tema.




La discusión de la marihuana es un tema recurrente hoy en día, mientras que países como Uruguay, Países Bajos o algunos estados de Estados Unidos la han legalizado.