Al menos 38 personas han muerto y 10 han resultado heridas al estrellarse este domingo un avión comercial en el aeropuerto para vuelos nacionales de Teherán, ha informado la agencia de noticias estatal IRNA y la televisión iraní. Según el equipo médico de emergencia, los heridos fueron trasladados a hospitales de las cercanías inmediatamente después del accidente.


El aparato, una versión iraní del Antonov-140, se estrelló a las 9.45 hora local (8.15 en la España peninsular), minutos después de despegar, al sur del aeropuerto de Meharabad, cerca del estadio deportivo Azadí, en el sureste de Teherán.


“El avión se estrelló en el bulevar número seis del complejo habitado Azadí. No tenemos informaciones exactas sobre las causas del accidente”, declaró el portavoz de la Media Luna Roja, Hosein Derajshan.


La agencia Reuters informa de que el piloto detectó problemas técnicos apenas cuatro minutos después de despegar y tuvo la intención de volver a tomar tierra, pero fracasó en el intento. Un testigo visual afirmó, en tanto, que la nave chocó contra una pared. Según informó el viceministro de transportes y desarrollo urbano, aún no se han encontrado las cajas negras del avión.


El aparato pertenecía a la aerolínea iraní Taban Airlines y volaba desde Teherán a la ciudad de Tabas, en el este del país, cuando poco después del despegue se le paró uno de sus motores. El Cuerpo de los Guardianes de la Revolución han desmentido las primeras afirmaciones que aseguraban que el avión era de su propiedad, informó la agencia Fars, cercana a ese cuerpo militar.


Irán cuenta con una flota aérea obsoleta y lleva varios años enfrentándose a grandes dificultades para encontrar piezas de repuesto debido a las sanciones internacionales, lo que suele ocasionar graves retrasos en los vuelos internos.


El último accidente grave tuvo lugar en enero de 2011, cuando un avión comercial se estrelló mientras trataba de hacer un aterrizaje de emergencia durante una tormenta de nieve en el norte de Irán, lo que provocó la muerte de 77 personas, informó la cadena estatal de noticias Press TV. En julio de 2009, otras 168 personas murieron al chocar otro aparato en el noroeste del país tras despegar de la capital.