Estado Islámico decapita ante la cámara a un periodista estadounidense capturado en Siria para advertir a Obama que las vidas de los ciudadanos de EE.UU. dependen de la decisión del presidente de continuar los ataques contra la organización radical.


Este martes los radicales de Estado Islámico han subido a YouTube un video que muestra la supuesta decapitación de un periodista estadounidense, informa ‘New York Post’.


Se trata de James Foley, un fotoperiodista que filmaba para la agencia France-Presse y la compañía mediática GlobalPost. El 22 de noviembre de 2012 se lo vio por última vez en el norte de Siria. En enero de 2013 su familia confirmó su secuestro.


En las imágenes un hombre vestido de negro con la cara oculta por un pasamontañas se encuentra junto al periodista, que está arrodillado. Foley lleva una indumentaria naranja muy parecida a la de los reos de Guantánamo. Poco después, el periodista es asesinado por decapitación y su cuerpo es expuesto.


Tras esta acción, los insurgentes muestran ante la cámara a Steven Joel Sotloff, supuestamente también norteamericano. Los subtítulos del video rezan: “Obama, la vida de este ciudadano estadounidense depende tu próxima decisión”.