Las intensas lluvias generadas por el paso de la tormenta Neoguri causaron deslizamientos e inundaciones en el centro de Japón, cobrando dos víctimas, este jueves.


La intensidad de los deslaves arrasó con puentes y líneas ferroviarias. En la provincia de Nagano, un niño de 12 años murió tras las inundaciones causadas por la lluvia.


En el sur del país, en las provincias de Kagoshima y Miyazaki se dio la orden de evacuación, ante el paso de Neoguri, que primero golpeó a Japón como tifón pero luego fue bajado a la categoría de tormenta.


No obstante, hay alerta de más deslizamientos y mucho del este del país corre el riesgo de relámpagos y tornados.