Aroldis Chapman salió en camilla del partido de pretemporada entre los Rojos de Cincinnati y los Reales de Kansas City, después de recibir un pelotazo en la cara. El cubano será sometido a una cirugía después de sufrir fracturas en su ojo izquierdo y en su nariz y estará fuera de actividad de seis a ocho semanas.