papa-francisco1El Papa Francisco ha contestado al durísimo informe que la ONU publicó el pasado febrero sobre el escándalo de abusos sexuales en la Iglesia católica. En una entrevista con el diario italiano Corriere della Sera publicada este miércoles, el pontífice ha declarado que este tipo de crímenes se produce, “en su mayoría”, dentro de la familia o en el entorno cercano. “La Iglesia es posiblemente la única institución pública que reaccionó con transparencia y responsabilidad” ante este problema, ha declarado.


“Nadie ha hecho más [por abordar el escándalo de los abusos sexuales] que la Iglesia, y sin embargo es la única que sufre ataques”, ha declarado el Papa en la entrevista. El comité de la infancia de Naciones Unidas reclamó en febrero al Vaticano que entregase a los pederastas a la justicia civil y acusó a la jerarquía eclesiástica de proteger a los culpables. La Iglesia ya reaccionó a la defensiva, diciendo que la agencia internacional estaba interfiriendo con su libertad religiosa.


El Vaticano también se había quejado de los “límites graves” del informe, influido según la institución por “ONG muy conocidas, hostiles a la Iglesia católica.” Los partidarios de la jerarquía eclesiástica sostuvieron entonces que el informe de la ONU no había tenido en cuenta los esfuerzos de la institución religiosa en la última década, es decir, los sacerdotes destituidos bajo el papado de Benedicto XVI y la comisión de investigación creada por Francisco en diciembre.


Las víctimas de distintos países, como México, EE UU o Irlanda, han mantenido en los últimos meses sus críticas a la Iglesia. Por ejemplo, denuncian que no se hayan disuelto los Legionarios de Cristo a pesar de los crímenes de su fundador Marcial Maciel. El Papa no se ha pronunciado sobre los escándalos que afectan a esta orden en particular, mientras que sus actuales dirigentes se han limitado a pedir perdón.