lente-de-contacto-vision-nocturna 2Investigadores de la Universidad de Michigan están finalizando un prototipo de lentes de contacto con visión nocturna, especialmente ideado para militares.


La tecnología wearable está cada vez más presente en los proyectos innovadores no solo de las marcas más populares, sino también de estudios de investigación independientes, con fines de medicina y, por supuesto, militares. Hace un par de meses conocimos las lentes de contacto inteligentes diseñados para diabéticos en los que trabaja Google X, los laboratios más curiosos de Google. Hoy, nuevamente conocemos un proyecto que se basa en unas lentillas, pero esta vez con una usabilidad mucho más táctica y bélica.


La Universidad de Michigan se encuentra desarrollando unas lentes de contacto que dotarán a su usuario de visión nocturna. Esto es posible al integrar un sensor capaz de detectar luz infrarroja, basado en el grafeno. Según Zhaohui Zhong, uno de los miembros de la investigación, la posibilidad de utilizar sensores “ultra-delgados” les permitirá crear estos lentes de contacto con visión nocturna sin hacerlos más gruesos e incómodos de llevar para el soldado.


Es curioso que el pentágono de los Estados Unidos ya había encargado un prototipo de lentes de contacto “inteligentes” para uso militar, en aquella ocasión pensando en facilitar información y coordenadas directamente ante los ojos del soldado, al mejor estilo de Google Glass (o de tecnología digna de Terminator).


Por supuesto, la gran ventaja que poseen los lentes de contacto como dispositivos wearables es que son muy pequeños y fácil de llevar, directamente en el globo ocular por lo que el soldado no corre el riesgo de quitar la vista de su objetivo o camino para verificar alguna información, o en el caso del prototipo de visión nocturna, tampoco requiere de llevar unas aparatosas gafas especiales.


El grafeno es el material que permitirá dar vida al primer prototipo que ya está casi finalizado, según los investigadores en la Universidad de Michigan. El próximo paso en su investigación es ir más allá de la visión infrarroja, y lograr que estos lentes también puedan detectar niveles de temperatura. Así serán los soldados del futuro.