facebook-like-300x105Hace unos días celebrábamos el décimo aniversario de Facebook, una red social que nació para el navegador de escritorio y que, con el paso del tiempo, ha evolucionado para convertirse en uno de los servicios con mayor peso dentro del segmento de la movilidad.


Que los dispositivos móviles tienen cada vez más peso es algo que venimos viendo desde hace bastante tiempo. Se venden menos ordenadores personales, las ventas de tablets y smartphones sigue creciendo y cada vez pasamos más tiempo navegando por la red desde nuestros dispositivos móviles. Nuestros hábitos de acceso a Internet han cambiado, ya no es necesario usar el PC para conectarnos a Facebook o Twitter y ver qué comparten nuestros amigos; es algo que podemos hacer cómodamente desde cualquier lugar usando nuestro smartphone. Este cambio de hábitos es algo que se ha notado mucho en Facebook y, por ejemplo, en el caso del tráfico que la gran red social genera hacia otros sitios web, más de la mitad de éste tiene su origen en dispositivos móviles.


Para entrar en contexto creo que es importante que tengamos en mente lo que significa este tráfico de “referencia a otros sitios web”; cuando se habla de referral nos estamos refiriendo al tráfico generado cuando se hace clic sobre un enlace compartido a través de Facebook, un tráfico saliente desde Facebook hacia otros sitios web. Precisamente, según los datos que ha publicado el servicio Shareaholic (bastante conocido por proveer de botones para compartir contenidos en distintas redes sociales), más de la mitad del tráfico que genera Facebook hacia otros sitios web tiene su origen en dispositivos móviles; dicho de otra forma, más de la mitad de los usuarios que hacen clic en enlaces compartidos en Facebook están accediendo a esta red social desde un dispositivo móvil.


El dato, en mi opinión, es un buen reflejo de este cambio de hábitos que hemos vivido en los últimos años; nuestros dispositivos móviles se han terminado convirtiendo en nuestra principal puerta de acceso a Internet y es algo que cada vez se deja notar más. Precisamente, Facebook publicaba hace unos días los resultados del cuarto trimestre de 2013 y, durante el informe, anunció que cada día se conectan 556 millones de usuarios desde dispositivos móviles, una cifra que es muy relevante si tenemos en cuenta que el dato global de usuarios conectados al día es de 757 millones de usuarios.


Es decir, el 73,44% de las visitas diarias a Facebook procede de dispositivos móviles; otro buen indicador de la importancia del segmento de la movilidad en estos servicios y de por qué Facebook ha puesto, en los últimos meses, tanto esfuerzo en este segmento para ofrecer una experiencia de uso coherente tanto en movilidad como en navegador de escritorio y, por supuesto, ofrecer una experiencia de uso grata al usuario.


De todas formas, Facebook no es el único servicio que tiene el foco puesto en la movilidad; Twitter también se ha convertido en un servicio muy vinculado a los dispositivos móviles y prueba de ello son los datos que muestran que los usuarios de este servicio pasan más tiempo conectados a éste desde dispositivos móviles que desde el cliente web del servicio (algo que también se repite con Facebook pero con una diferencia mucho menor).


¿Quiere decir esto que servicios como Twitter y Facebook abandonarán la web “más tradicional”? Ni mucho menos, no creo que estos servicios vayan a abandonar sus versiones para navegador de escritorio; sigue siendo una puerta de entrada muy importante para los usuarios y, de hecho, servicios como Instagram (que eran “solo móvil”) han aterrizado en el mundo de la web y los navegadores de escritorio para diversificar sus canales de entrada.


No, los interfaces para navegador de escritorio no van a morir; sin embargo, sí que es cierto que todas estas empresas deben canalizar este cambio de hábitos en los usuarios con buenas estrategias en el segmento de la movilidad. Facebook estuvo mucho tiempo perdida y tardó en encontrar su camino; el peso de la movilidad es muy importante y, de hecho, gran parte de su estrategia pivota sobre la movilidad, incluyendo su estrategia comercial con los anunciantes y sus espacios publicitarios.