Es una obra arquitectónica que está expuesta en el reconocido Centro Ruso de Exposiciones en la ciudad de Moscú. Fotogalería.


Todo está del lado equivocado. El living, el baño, el comedor, las habitaciones. Cada mueble está pegado al techo, como si se hubiera invertido el mundo. Es una increíble construcción que está emplazada en el Centro Ruso de Exposiciones de Moscú y que funciona como una buena atracción turística.


La casa está completamente amueblada, decorada y todo funciona como un hogar común. Eso sí, para poder acceder a esos “servicios” hay que colgarse, ya que todo está “pegado” al techo.


VERDE. En la cocina está la comida pegada a la mesa.


Cuando entran, los visitantes observan con asombro el baño, con cada uno de sus accesorios colgado de arriba, el sofá en el living, la cocina y el dormitorio, con todos los elementos al revés.