bicharaEl monto abarca la generación eléctrica, la reducción de pérdidas, área de transmisión y la gestión administrativa. La solución al problema eléctrico supone una inversión que supera los US$3 mil millones, según las estimaciones del Vicepresidente Ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Bichara.


De estos fondos, US$1,951 millones ya están siendo usados en la construcción de dos plantas a carbón en Punta Catalina, Baní; US$1,000 millones corresponden a inversiones en las distribuidoras eléctricas y los US$500 millones restantes, para el mejoramiento de las líneas de transmisión. Bichara afirmó que si estos planes se ejecutan en el plazo estipulado, dentro de cinco o seis años el país tendrá un sistema eléctrico estable.


El Pacto Eléctrico en abril o mayo


Bichara indicó que el pacto eléctrico que firmará el Gobierno con los principales actores del sector (generadoras, sector empresarial y sociedad civil), previsto para abril o mayo de este año, garantizará la ejecución del plan de trabajo concebido para estos fines y su sostenibilidad en el tiempo. “Cualquier trabajo bien hecho y que resuelva el problema de manera definitiva justifica por demás, que haya un pacto que comprometa a los agentes que tienen que ver con él, y que le garanticen una permanencia en el tiempo hasta que ese plan pueda concluir”, puntualizó.


Durante su participación en el Almuerzo Semanal de Multimedios de El Caribe, el funcionario expresó que dicho pacto debe orientarse, principalmente, en el cambio de la matriz de generación, que actualmente basa el 60 por ciento de su producción en derivados del petróleo, lo que la hace insostenible en términos económicos. En igual prioridad dijo que debe trabajarse en la reducción de pérdidas del sistema, que actualmente rondan entre el 35 y el 38 por ciento.


Explicó que para ello se requiere de inversiones sustanciales en proyectos de rehabilitación de redes, así como la ampliación y sustitución de equipos. “Eso requiere un trabajo sostenido y constante y no que hayan inversiones intermitentes, que se hacen en un año y se suspenden por dos años para retomar en el cuarto año cuando ya lo que se ha avanzado ha vuelto al nivel inicial de cero”, afirmó.


En tercer lugar, el funcionario planteó el aprovechamiento de sinergias que ayuden a reducir costes internos, lo que se traduciría en una mejoría administrativa. “Eso implica la mejoría de cobranza que va de la mano de la reducción de pérdidas. En ese ámbito es que viene la parte del pacto de nuestro lado. Habría que ver cuáles son los planteamientos del sector privado, sus exigencias y sus puntos de vista para integrar ese pacto y la sociedad civil en su conjunto”, dijo. Recordó que desde el año pasado se ha estado intercambiando documentación e información entre los agentes que intervienen en el sector eléctrico, a fin de elaborar un pacto que sea compartido y armonizado entre todos.


Plantas a carbón


En otro orden, Bichara dijo que la conclusión del proyecto de ampliación del parque de generación con dos plantas a carbón está prevista para finales del 2017 o principios del 2018, por lo que valoró la firma del pacto para su continuidad en el tiempo. “Hay que asegurar que ese proyecto no se detendrá porque va a cruzar otra administración de gobierno. Va a caer en otro período gubernamental. Es importante que sea llevado de la mejor forma para que tenga un final como se ha previsto en esa fecha y que pueda ser continuado”.


Con la terminación de este proyecto entrarán al sistema unos 685 megavatios, los cuales no son suficientes para satisfacer la demanda existente a largo plazo, según dijo. “La solución total no está en las plantas a carbón, pero es parte fundamental y mayoritaria de esa solución definitiva. Las plantas a carbón pueden repercutir en términos económicos. Primero su retorno se verá en poco menos de cinco años, que es mucho decir y el aporte al déficit sobrepasa los 500 millones de dólares anuales”.


En ese sentido, dijo que es fundamental la conversión a gas natural de las plantas ubicadas en la zona Este del país, entre las que citó la Cogentrix, Quisqueya I y Quisqueya II, La Sultana y Los Mina IV y Los Mina V, cuya implementación se prevé en esta administración gubernamental. Añadió que ya se han iniciado las indagatorias para la adquisición del carbón a buen precio, el cual provendrá de Colombia.


Bichara dijo que una vez construidas, las plantas no serán operadas por el Estado, por lo que en su momento será necesario abrir un proceso de licitación para la ejecución y mantenimiento de las generadoras. Según el estudio de previsión de demanda, realizado por la CDEEE a finales del 2012 y a principios del 2013, al cual hizo referencia el funcionario, se necesitan 600 megavatios para que el sistema pueda permanecer suministrando el 85 o 75 por ciento de la demanda existente sin colapsar.


“De ahí la urgencia de iniciar paralelamente. Con eso quedan 1,000 megavatios adicionales que deben ser instalados para la futura demanda que el sistema tendrá. Obviamente además de la generación también hay que trabajar el tema de pérdidas, y la eficiencia administrativa”.


Proyectos


En otro orden, el vicepresidente de la CDEEE señaló que actualmente trabajan en la ejecución de 90 proyectos de rehabilitación de redes en toda la geografía nacional, a través de las diferentes distribuidoras, los cuales van orientados a la reducción de pérdidas. Explicó que tan pronto una red es rehabilitada permite la incorporación de nuevos clientes y un servicio mucho más estable y en muchas ocasiones 24 horas.


Adelantó que han firmado un acuerdo de préstamo con la banca multinacional por un monto de US$60 millones para continuar e incorporar nuevos proyectos de rehabilitación de las diferentes distribuidoras.  El funcionario reconoció que existen atrasos en el tema de transmisión de energía, por lo que insistió en que hay que priorizar algunos proyectos paralelos que ayuden a evacuar la electricidad que se produce principalmente en la región Este. Dijo que “ese canal de transporte de energía tiene que ser fortalecido y ampliado”.


En ese sentido, el administrador de la Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur, Rubén Montás, quien también participó en la entrevista, precisó que todos los proyectos del área de transmisión que se ejecutarán en este Gobierno rondan por el orden de US$500 millones. Igualmente participaron el administrador de EdeEste, Luis Ernesto León; el presidente del consejo de administración de la CDEEE, José Rafael Santana, y el asesor Rodolfo Cabello.


En 16 meses EdeEste reduce 3% de pérdidas


El administrador de EdeEste, Luis Ernesto León, afirmó que requieren de US$250 a US$275 millones para la normalización de sus redes.  Sostuvo que el 45 por ciento de los clientes de esta distribuidora pagan una tarifa que ronda los 400 pesos, debido al deterioro de las redes y la falta de inversión. Dijo que dentro de los planes en desarrollo para la rehabilitación de redes, tienen previsto completar entre 10 a 12 circuitos para suplir energía a 600 mil personas, lo que permitirá incorporar al sistema  24 horas unos 300 a 400 mil clientes.  Dijo que en 16 meses han reducido el 3% de las pérdidas y que al final de esta gestión esperan reducirlas por debajo del 30 por ciento.


Proyectos de energía no convencional estancados


Rubén Bichara expresó que se han otorgado varias concesiones para el desarrollo de proyectos de energía eólica y fotovoltáica, los cuales se encuentran estancados por el alto costo inicial que supone su ejecución.“Han tenido algunos problemas de financiamiento porque la inversión inicial es un tanto elevada y eso les dificulta a ellos la obtención del financiamiento”, dijo. No obstante, el funcionario se mostró esperanzado en que se  harán realidad.


El gas natural sigue siendo opción positiva


El vicepresidente ejecutivo de la CDEEE dijo que pese al alza experimentada en el precio del gas natural, producto de la creciente demanda de los países asiáticos, sigue siendo una opción. Afirmó que el Gobierno busca diversificar su plataforma, con la introducción de carbón, gas natural e hidroeléctricas al sistema de generación a fin de hacerla más eficiente y competitiva “y con una reserva que nos dé una cantidad por mucho tiempo en el país”.


Acuerdo de Madrid finaliza en julio de 2016


Los funcionarios del sector eléctrico explicaron que la ampliación de la matriz de generación, que supone la entrada de las dos plantas a carbón al sistema, dará mayores opciones al Estado dominicano para las negociaciones. Bichara afirmó que la aspiración del Gobierno es que con ello, los costes de generación no sobrepasen  los 13 centavos de dólar y que actualmente oscilan entre los 7 centavos y los 42 centavos de dólar.


Plantas a carbón
La solución total no está en las plantas a carbón, pero es parte fundamental y mayoritaria de esa solución definitiva”.


Pacto
El acuerdo del Gobierno con los diferentes actores del sector está previsto para abril o mayo de este año.
– See more at: http://www.elcaribe.com.do/2014/01/15/requieren-mas-3-mil-millones-para-resolver-problema-electrico#sthash.6gKi3GaC.dpuf