imageDAJABÓN. Los agentes policiales de la dotación de Dajabón se insubordinaron ayer ante sus superiores, negándose a ser trasladados a la comandancia de Mao, Valverde.En total, los 73 policías que componen la referida dotación, entre estos tres capitanes, 30 tenientes y 40 alistados entre sargentos, cabos y rasos, decidieron entregar sus carnets y otros sus armas de reglamento, negándose a ser trasladados. Los policías se negaron a marcharse hacia Mao, donde serían llevados en un camión, el cual tuvo que regresar vacío a la referida provincia.


La situación de insubordinación obligó a que la jefatura policial, a través del departamento de Recursos Humanos, tomara otra decisión, y en lugar de la dotación completa, ordenó que los traslados se hagan de diez en diez, hasta completar el grupo de 73 agentes de servicio en la referida dotación policial.


Según supo elCaribe, el actual comandante de Dajabón, coronel Iván Bello Almonte, se niega a trabajar con los policías insubordinados, debido a las constantes denuncias de presuntas irregularidades. En tanto, los agentes que fueron llevados para ocupar los puestos de sus compañeros, permanecen en el cuartel policial, pero aún no han asumido sus funciones.


El traslado de la dotación policial completa, con exención del coronel Iván Bello Almonte, se produce luego de que fuera arrestado el mayor Félix Aquino por su supuesta vinculación con unos haitianos, aunque no se dijo si se trataba de algún tipo de mafia ni el tipo de relación. En cuanto al mayor Aquino, se informó que fue enviado detenido hacia el Palacio de la Policía, luego de que regresó de Haití donde, supuestamente, estuvo el pasado viernes. En la mañana de ayer se dispuso el traslado de los agentes por orden de la Policía Nacional, pero los policías adscritos a esta jurisdicción se niegan a acatar la medida.


En la Dirección Cibao Central


Con este caso, es la segunda insubordinación de agentes policiales que se produce desde el pasado año, ya que en Santiago varios agentes adscritos a la Dire ción Cibao Central, durante la gestión del general Héctor García Cueva, llegaron al punto de amotinarse en protesta, molestos porque no fueron incluidos en los planes de aumento salarial. El hecho se produjo en abril del pasado año.