autoridadesSantiago. El director del hospital José María Cabral y Báez manifestó su preocupación por el aumento de parturientas haitianas que llegan en condiciones críticas.Rolando Báez dijo que en algunos días, de diez mujeres que alumbran en el Cabral y Báez ocho son de la vecina nación que llegan con complicaciones, que obliga su ingreso a la unidad de cuidados intensivos. “Muchas veces estas mujeres llegan en condiciones prácticamente de muerte”, apuntó  durante rueda de prensa.


De acuerdo al galeno, la mayoría de las parturientas extranjeras llegan sin chequeos prenatales y eso dificulta la situación. Según las estadísticas que maneja el hospital,  el 26 por ciento de las mujeres que dan a luz en el centro hospitalario son de nacionalidad haitiana y son traídas desde la frontera.


“Tan solo en la unidad de cuidados intensivos, de cinco mujeres que ingresamos cuatro fueron haitianas que llegaron en condiciones críticas”, apuntó Báez. Según el informe dado a conocer, durante el 2013 se brindaron los servicios a 25,022 extranjeros en su mayoría de nacionalidad haitiana. Solo de pruebas por laboratorio se hicieron 12 mil 226 a extranjeros de la vecina nación. En las páginas estadísticas del Cabral y Báez se colocaron cuatro cuadros, uno para extranjeros haitianos, otro para cubanos, otro para colombianos, pero en el cuarto cuadro dice otros, pero en estas tres últimas categorías ninguno acudió a ese centro de salud.


De las consultas por primera vez,  los 1,142 que acudieron fueron todos de nacionalidad haitiana, mientras 3,994 fueron de emergencias y  2,322 de egresos. Rolando Báez también se quejó de que a pesar del desmonte de la cuota de recuperación el presupuesto se mantenga en 10 millones de pesos  al mes y dijo que para operar con normalidad en este centro de salud se requieren 30 millones de pesos al mes.


El consulado haitiano reconoce buen trato


Báez reveló que el consulado de Haití en Santiago le hizo un reconocimiento por el trato que dan a los haitianos que van en busca de servicio de salud, en especial a las mujeres que vienen a parir.  El centro asistencial es sometido a un proceso de reconstrucción y ampliación y se espera que luego de este reacondicionamiento pueda mejorar la calidad de sus servicios.