Infierno9Once motoristas de los Ángeles del Infierno han sido condenados por la Audiencia Provincial de Alicante a la pena conjunta de más de 60 años de cárcel. Entre los delitos por los que se les ha juzgado, destaca el asesinato del notario de 54 años, Juan José Martínez Gallud, en Torrevieja (Alicante) durante octubre de 2009.


Al homicidio del notario, hay que sumar tres delitos de robo con violencia y uso de armas, otro homicidio en grado de tentativa, encubrimiento, falsedad documental, quebrantamiento de condena y tenencia ilícita de armas por unos hechos que se remontan a octubre de 2009.


Entonces, dos de los condenados, Juan Miguel Roig Beckhinham y Alexey Smirnov, irrumpieron en la oficina del notario, que recibió un disparo mortal en el abdomen tras un forcejeo con uno de los motoristas intentando proteger a su secretaria. Días antes del asesinato, habían asaltado un pub en San Pedro del Pinatar (Murcia) del que salían al poco a tiro limpio, llevándose 900 euros e hiriendo al propietario. Con anterioridad, los motoristas habían asaltado la vivienda de los padres de dos de los líderes de la banda —también imputados—. Las víctimas sobrevivieron al fallar el arma de los asaltantes.


El grueso de la pena, más de 26 años, ha recaído sobre Juan Miguel Roig Beckinham. Cumplirá solo 10 años por el delito de homicidio del notario. A este vecino de Ibiza (Baleares), se le considera autor de la muerte del notario y del disparo que hirió al gerente del pub, además de participar en el robo con violencia en casa de los padres de un miembro de la banda.


Roig Beckingham deberá abonar junto a Alexey Smirnov (seis años y nueve meses por robo y homicidio) la cantidad de 290.000 euros a la viuda del notario Martínez Gallud y sus tres hijos. Como cómplice, también deberá hacerse cargo del pago Bernardo Ríos Ríos.


El cabecilla también deberá abonar en concepto de lesiones sufridas, secuelas y robo cerca de 13.000 euros a Francisco Javier Fernández González, el dueño del pub murciano donde entraron a robar. Sergio Adolfo Alcaraz deberá también responder económicamente por ser cómplice de Roig Beckingham.


Cerca de tres meses y medio ha tardado la sala de la Audiencia Provincial en juzgar y fallar un caso por el que se acusó a 16 personas de diversos delitos por los que el fiscal pedía 268 años de prisión. El trabajo policial fue interprovincial, con detenciones en Almassora (Castellón), Torrent (Valencia) o Santiago de la Ribera (Murcia).