secretario de la ONUEl secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha anunciado en una sorpresiva comparecencia que ha invitado a Irán a formar parte del diálogo internacional que pretende encontrar una solución de transición a la guerra civil siria a partir del miércoles durante las conversaciones que reciben el nombre de Ginebra II, aunque se desarrollarán en la ciudad suiza de Montreaux. “Se comprometen a desempeñar un papel constructivo”, aseguró el secretario general de la ONU, tras hablar en varias ocasiones con los representantes iraníes.


Teherán acepta las condiciones impuestas por Naciones Unidades para participar en el diálogo sobre Siria. “Irán debe formar parte de la solución”, dijo. Irán, como recordó Ban, no fue invitada a la primera reunión. Se decidió tras una extensa y cuidadosa consulta con los diferentes países. Ahora, tras seguir el mismo proceso diplomático, se considera que debe participar porque, como indicó Ban Ki-moon, “es uno de los países vecinos importantes”.


El régimen, presidido ahora por Hasan Rohaní, es el principal aliado en la región del Gobierno de Bachar el Asad, junto a la milicia-partido libanesa Hezbolá. Washington dice que la invitación está condicionada a que Teherán dé un apoyo explícito público al plan político acordado en la primera conferencia, incluido la creación de un gobierno de transición. “Si Irán no acepta plena y públicamente el comunicado de Ginebra, la invitación deberá ser rescindida”, aclaró un portavoz del Departamento de Estado.


Ban hizo el inesperado anuncio en una rueda de prensa en la sede de la ONU. “Irán entiende que las bases de las discusiones son la plena aplicación del comunicado del 30 de junio de 2012”, explicó. El encuentro en Suiza tiene como objetivo que los países expresen su solidaridad con Siria. El Gobierno iraní, según Ban, desempeñará un papel “constructivo” en las conversaciones en Montreaux.


El objetivo que todas las partes tienen en mente es poner fin al sufrimiento de la población siria y marcar el inicio de una transición política. Ban Ki-moon también destacó la participación de una delegación de la oposición siria. Ahora espera que las partes en conflicto actúen de una manera honesta y de buena fe, porque es su futuro. La ONU también cursó una invitación a México, entre otros países.