La socialité Kim Kardashian reveló en una entrevista en el programa de Ellen Degeneres, que su embarazo no había sido una buena experiencia para ella, y que es algo que no considera hacer de nuevo, por ahora.


Además, la artista aprovechó la oportunidad para compartir fotos de su pequeña North West con todos sus fans.


Con respecto a su embarazo, Kardashian indicó que tener un bebé “no es fácil, y que no es una experiencia que quisiera repetir pronto”.


Sin embargo se apresuró a modificar su declaración diciendo: “Es todo lo que vale la pena al final, así que sin duda hay que sufrir, pero el embarazo no fue una buena experiencia para mí“.


Degeneres respondió al respecto alegando: “Pero todas las madres dicen que es un bella experiencia, que es una cosa bella en qué pensar”.


A lo que Kim respondió: “Están mintiendo, te lo estoy diciendo. Kourtney dijo eso y mi mamá también. Yo estaba dando a luz y miré a mi madre y le dije: “Voy a conseguirte una medalla, te mereces todo”.


Además, aseveró que su proceso de embarazo se complicó gracias a unos inconvenientes de salud que la hicieron sentirse mal y ganar mucho peso.


“Creo que con la preeclampsia fue muy duro. De hecho, tuve que dar a luz antes de tiempo pero no tomaría nada de esto como algo negativo porque tengo a la bebé más hermosa y adorable del mundo“, expresó.


Sobre la labor de su pareja como padre, Kanye West aseveró que “él de verdad es un padre increíble, la ama tanto. Acaba de viajar fuera de la ciudad y he tenido que enviare fotos y videos de la bebé. Cuando se la envío me dice ha cambiado tanto, y yo le respondo, Bebé pero si solo tienes un día sin verla. Es un padre muy práctico”.