juecesSantiago.- El Poder Judicial, celebró su día en medio de quejas de los jueces sobre las precariedades en que trabajan con la insuficiencia de personal y de tribunales, mientras que el arzobispo de Santiago, llamó a los que se corrompen a la conversión dejando de lado el favoritismo.


Monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio pide que cuando acudan a juzgar lo haga sin favorecer amigo por ser rico o pobre. “Para que haya paz se necesita justicia, porque de ahí cuando no hay entonces viene la venganza y muchos buscar hacer justicia con sus manos y eso trae guerra”, apuntó.


De la Rosa y Carpio les recordó a los magistrados que existen un tribunal superior que luego deberán dar sus testimonios de sus acciones.  Llamó al pueblo a no perder la esperanza de un mundo más justo.


“No nos cansemos de pedir justicia y mucho menos el pueblo pierda la esperanza de  un mundo justo”, apuntó el religioso durante la homilía. Indicó que el juez debe saber que cuando juzga lo hace a un hermano y no a un adversario, por lo que los conminó a no desmayar y desanimarse ante las críticas. Las actividades con motivo del Poder Judicial iniciaron con una misa en la catedral Santiago apóstol, posteriormente depositaron una ofrenda floral en la estatua del patricio Juan pablo Duarte y concluyó con una audiencia solemne en el Palacio de Justicia, Federico Álvarez.


Allí la coordinadora de los jueces de la Corte Laboral, Nancy Salcedo dijo que la sociedad dominicana está atenta al quehacer judicial y los medios de comunicación revelan que los que imparten justicia están en la mira de todos. Es por eso que llama a trabajar por un poder judicial más confiable y accesible y a la vez dispuesto a saciar la sed de justicia. “En la administración de justicia de Santiago no puede afirmarse que todo anda bien, pero tampoco debemos concordar con los pesimistas que todo anda mal y la prueba de ellos son las estadísticas que serán reflejan mejoría”, expresó Salcedo.


Salcedo dice que el cúmulo que sufren muchos tribunales los hace caer en el terrible escollo judicial llamado mora, con retrasos en su resolución. Al rendir el informe explicó que en el caso de la ámara Civil y Comercial de 644 caso que entraron fallaron en 424, mientras la presidencia de la Cámara Civil y comercial de 596 conoció 547. En la sala civil de la jurisdicción de Niños, Niñas y adolescentes de 4,067 entrados fallaron en 3,873 y en la sala penal de 591 conocieron el total de casos.