743be023e053e8223cf3c19eb825bc8d_300x226Santiago.-Los empleados de las empresas recolectoras de basura Esensa y Urbaser iniciaron el año con una protesta para reclamar las prestaciones laborales.


Los manifestantes colocaron un compactador en medio de la puerta principal para impedir que funcionarios de la alcaldía se lleven los camiones que aún siguen funcionando.


Los empleados llevan ya tres días de paro mientras la ciudad permanece arropada de desperdicios.