Robert RedfordEl director culpa a su estudio por el desaire de la Academia de Hollywood. Robert Redford dijo que no está molesto por no haber conseguido una nominación al Óscar, pero que los distribuidores del filme tampoco hicieron nada por promocionarlo adecuadamente.


Los expertos en cine presagiaban que la estrella de “Butch Cassidy” y “Propuesta indecente” competiría de seguro como Mejor actor por “All Is Lost” (Cuando todo está perdido), pero su nombre brilló por su ausencia cuando la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas anunció los nominados en Beverly Hills.


En declaraciones en el festival de cine independiente Sundance, Redford dijo que estaba orgulloso de “All is Lost”, un filme prácticamente sin diálogo sobre la lucha de un marinero por la supervivencia tras un naufragio.


“Estaba tan despojado de todos los elementos que aparecen en la mayoría de los filmes (…) que, para mí, fue una experiencia cinematográfica pura. Amo eso. Estoy muy contento con esa película”, dijo en la conferencia de prensa que abrió el festival en el estado de Utah.


Pero continuó: “Hollywood es lo que es, es un negocio y, por tanto, cuando estas películas reciben votos, por lo general es gracias a las enormes campañas que sus distribuidores emprenden. Hay mucha campaña y el asunto puede ponerse muy político, pero está bien, porque es un negocio”.


“En nuestro caso, creo que sufrimos de poca o nula distribución. Por eso, como resultado, nuestros distribuidores, no sé quién, no quisieron gastar dinero (en la campaña) porque tenían miedo, pensaban que no había oportunidades, no sé”. Y agregó: “¿Que si habría sido maravilloso ser nominado? Por supuesto, pero no estoy perturbado por eso, no lo estoy porque, como dije, es un negocio”.


Redford no dijo a quién en particular estaba acusando, pero la revista de la industria Variety dijo que sus comentarios estaban dirigidos a Lionsgate, la compañía detrás de la taquillera franquicia “Los juegos del hambre”. Un portavoz de la empresa con sede en Santa Mónica, en California, declinó hacer comentarios cuando se le preguntó sobre las declaraciones de Redford.