MenoresEl aumento del consumo de drogas en el país es un problema que afecta a la familia sin importar su condición o clase social.Pero esta situación cada día incide directamente en los niños, niñas y adolescentes a tal grado que se estima que entre el 85 y 90 por ciento de los menores de edad privados de libertad, cometieron hechos delictivos bajo los efectos de algún tipo de sustancia prohibida.


Ante esta problemática el Consejo Nacional para la Niñez (Conani) junto a otras cinco instituciones del Estado, crearon el Centro de Atención Integral para niños, niñas y adolescentes en consumo de sustancias sicoactivas. Esta institución fue inaugurada en diciembre del 2011 pero empezó a brindar servicios a mediados del 2012.


Hasta el momento atiende una cantidad limitada de adolescentes que reciben tratamiento para la desintoxicación de manera ambulatoria, indicó la doctora Rosa Julia Flores, directora del centro. De acuerdo a la funcionaria, allí reciben un gran número de casos provenientes de la Dirección Nacional de Atención Integral de la persona adolescente en conflicto con la ley penal pero también las han recibido de las fiscalías barriales de la ciudad capital.


Indica que los expedientes referidos por estas instituciones comunitarias no siempre son de aquellos que están en conflicto con la ley. Explicó que muchos de estos son llevados por sus padres o algún familiar a los mencionados lugares, porque “no pueden lidiar con los afectados”. En este Centro de Atención Integral unos 56 menores de edad, proveniente de distintos puntos de Santo Domingo, son atendidos, los cuales en su mayoría son jóvenes de 16 años.


Destaca que los especialistas del centro, atienden a un paciente de 12 años, algo que debe encender la luz de alarma en la sociedad, pues a medida que los infantes tengan mayor acceso a sustancias sicoactivas los retos de tener una sociedad sana y libre de drogas se hacen más difíciles. Indicó que a través del Cuerpo Especializado de Turismo (Cestur), el cual también tiene un programa especial en la Zona Colonial, están dando asistencia a un número de “jovencitos que están en las calles, tirados al abandono, sumidos en el consumo y cuyos padres se han de-sentendido de ellos por las conductas que tienen”.


Experiencia en el trabajo


La directora del Centro de Atención Integral explicó que entre las situaciones más duras a las cuales se han tenido que enfrentar, está la negativa de algunos padres en dar apoyo a sus hijos para someterse al tratamiento porque dicen “estar hartos” y lo que prefieren es desentenderse de ellos. “Es duro para nosotros ver que no podemos contar con el sostén de una familia ya que es importante poder contar con el mismo para que estos programas sean exitosos y si no contamos con ese sostén, esos niños vuelven a la calles”.


Limitaciones del centro


La institución creada con el fin de lograr la rehabilitación de los menores  con adicciones a drogas tiene muchas carencias y necesidades, según indicó su directora. Dentro de las necesidades que tienen en el lugar está adquirir más recursos humanos para trabajar con aquellos que tienen el problema de adicción, entre estos psicólogos, siquiatras, trabajadores sociales, médicos, enfermeras y personal administrativo.


También tener una residencia desde donde puedan brindar el tratamiento requerido a cada uno de los pacientes que atienden. Enfatiza que aspiran a tener la residencia, no “con la intención de internar niños, sino para que estos estén segregados durante el tiempo necesario y así poder lograr una desadecuación del consumo”, ya que del modo que lo están haciendo no es lo más correcto.


Indicó que en la modalidad ambulatoria, muchos jóvenes han abandonado el tratamiento, no solo por la falta de apoyo de sus familiares y lo desfavorable del entorno social donde viven sino también porque las condiciones económicas de los mismos no les permite venir múltiples veces en la semana a recibir el seguimiento de lugar. Ese centro sería el adecuado para poder brindarles atención a aquellos jóvenes que, lamentablemente, están en las calles y no cuentan con un sostén familiar para someterse al proceso de desintoxicación, puesto que así les podrán dar la ayuda necesaria.


Alianza entre instituciones del Estado


El Centro de Atención Integral es una iniciativa del Estado que reúne al Consejo Nacional de Drogas, el Ministerio de Salud Pública, el Conani, el Ayuntamiento del Distrito Nacional, Ministerio de Educación y la Procuraduría General de la República. Dichas entidades públicas “constituyen una alianza que apunta hacer un gran trabajo en beneficio de la niñez de nuestro país” refirió la doctora Flores.


Tienen como tarea “elaborar un plan estratégico nacional que sirva de guía para la elaboración de un plan que articule la verdadera respuesta ante la problemática de salud que afecta a la niñez”, así como la implementación de programas de Atención dirigidos tanto de manera directa a los usuarios adictos a las drogas, como a los familiares de éstos.


Opinión


Rosa Julia Flores
Directora
Nuestro objetivo es rehabilitar a niños, niñas y adolescentes usuarios de sustancias psicoactivas para así contribuir a su desarrollo personal e incorporación social mediante la implementación de un modelo de atención integral.