Una empresa inglesa decidió saber cómo se verían algunas de las mayores celebridades si no hubieran encontrado la fama, y el equipo de estilistas, maquilladores, cirujanos plásticos y consultores de moda que vienen con el paquete.