DestruccionTodavía no se ha establecido la causa del fuego que destruyó en su totalidad la fábrica de objetos plásticos Duralón, cuyos daños económicos superan los mil millones de pesos, según vendedores de la empresa, propiedad de Roberto Frankenmerg.


Aunque su propietario ni la empresa aseguradora de las instalaciones de dicha fábrica han cuantificado la perdida dejada por el incendio que inició al medio día del sábado y que fue sofocado ayer, los vendedores de Duralón José Ramón García y Manuel Grisante, estiman que los daños en maquinarias y productos superan los mil millones de pesos.


Cuerpo de Bomberos


El Cuerpo de Bombero de Santo Domingo Oeste tampoco ha determinado la causa del voraz incendio que destruyó a Duralón. “ Todavía no podemos revelar la causa del incendio hasta que el departamento técnico no termine la investigación del fuego”, informó esta mañana el director de relaciones pública de ese cuerpo de bombero, ubicado en la Zona Industrial de Herrera, Carlos Polanco.


Polanco anunció que el informe para revelar la causa del siniestro se tomará entre una o dos semanas. Esa estación de bomberos se encuentra ubicada próximo a la industria reducida a cenizas por el fuego, el cual puso en evidencia la deficiencia del Cuerpo de Bomberos, que tuvo que ser reforzado por la Fuerza Aérea y otras instituciones estatales.


Preocupación


Esta mañana los empleados de la destruida empresa ubicada en la Zona Industrial de Herrera entre las calles D y Rómulo Betancout, estaban esta mañana concentrado a la entrada de la puerta esperando que el propietario de la empresa determine que medida tomará con ellos.


Todavía esta mañana había un copo de fuego dentro de las instalaciones. La Compañía de Seguro Universal está haciendo el arqueo para determinar los daños dejado por el intenso fuego.