El estelar pelotero de las Grandes Ligas, Alex Rodríguez, sufrió un ligero susto cuando el elevador que lo llevaba hacia uno de sus gimnasios, el Energy Fitness en Pericoapa, al sur de la Ciudad de México, se quedó atorado durante más de 15 minutos.


El pelotero de origen dominicano, inmiscuido en una fuerte disputa legal con las Grandes Ligas por cuestiones de dopaje, estuvo ayer en la Ciudad de México para inaugurar su quinto gimnasio, y a su llegada fue asediado por camarógrafos y

fotógrafos, lo que obligó a llegar casi a empujones al gimnasio.


Rodríguez intentó pasar del primer al segundo piso del gimnasio que inauguró minutos después; sin embargo, en el elevador que lo haría, se subieron guaruras, reporteros y camarógrafos, provocando que se quedara atorado, Luego de 15 a 20 minutos, llegó un técnico para solucionar el problema y al final el evento continuó con normalidad, pues incluso se prestó para dar autógrafos en el gimnasio del que es socio, además de ofrecer una conferencia a los medios presentes