1390235947_979153_1390236109_noticia_normalEn Japón 250 delfines, incluidas crías, han sido capturados en aguas cercanas a la localidad de Taiji. Los animales capturados en estas calas son vendidos para tenerlos en cautividad o sacrificados para su consumo. Multitud de organizaciones conservacionistas y ecologistas a escala mundial se oponen a este tipo de captura.


Los integrantes de este grupo de ecologistas denuncian en su página web www.seashepherd.org lo que ellos califican como “masacre sangrienta” a través de fotografías y vídeos. En una página en Facebook publican también cómo los habitantes de Taiji seleccionan a los delfines para cazarlos.