Vin Diesel rompió el silencio y anoche apareció sorpresivamente en el lugar donde el domingo murió Paul Walker, su amigo y coprotagonista de la saga Rápido y Furioso.


Las cámaras de KTLA-TV captaron el momento en el que actor llegó a Santa Clarita, en California, y un policía le permitió utilizar el altavoz del patrullero para hablarles a los seguidores de Walker, que desde temprano se encontraban en el lugar para recordar a Walker.


“Yo sólo quiero decir gracias. Gracias por venir y demostrar el cariño por ese ángel que hoy está en el cielo. Él se va a quedar conmigo para siempre”, les dijo el actor de 46 años a la multitud de fans que se encontraban en la escena del accidente.


Diesel ya había recordado a Walker a través de las redes sociales. “Hermano te voy a extrañar muchísimo. Estoy sin palabras. El cielo ha ganado un nuevo ángel. Descansa en paz”, escribió el domingo.


Después del discurso, el actor habló con el sitio TMZ.com sobre el futuro de la franquicia de Rápido y Furioso: “Ahora no puedo pensar en nada más que en la pérdida de un ser querido”.