senaTres hospitales autogestionarios acusaron ayer al Seguro Nacional de Salud (Senasa) de iniciar una campaña de calumnias insanas contra su labor y de desviar a los pacientes hacia otros centros que trabajan con menor calidad.


En tanto, la directora de Información y Defensa de los Afiliados a la Seguridad Social (Ddida), Nélsida Marmolejos, apoderó al Ministerio de Salud Pública, a la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales y al Ministerio de Trabajo, para que se aboquen a buscar una salida al impase que enfrenta a estas entidades.


Al respecto, el ministro de Salud Pública, Freddy Hidalgo, dijo que se reunirá con la dirección del Senasa y de los hospitales autogestionarios en conflicto con el seguro estatal. Los hospitales que ayer reaccionaron contra lo que llaman un embate de calumnias en su contra son el Centro de Educación Médica de Amistad Domínico Japonesa (Cemadoja), el Cardio-Neuro Oftalmológico y de Trasplante (Cecanot) y las unidades especializadas del Luis Eduardo Aybar.


Ofrecieron una rueda de prensa en la que señalaron que el Senasa busca denostar su buena imagen y el arraigado prestigio que poseen. Estos centros afirman que el seguro estatal quiere destruir su buen nombre y que la Aseguradoras de Riesgos de Salud deriva sus afiliados a otros centros. “No hemos suspendido los servicios al régimen subsidiado, como dijera la directora ejecutiva del Senasa, en su comunicado del 5 de diciembre”, aseguró la doctora Mirna Fond, de Gastroenterología.