ehaIldefonso Ramírez, reputado arqueólogo español que ha realizado exitosas excavaciones e investigaciones en Irak, Jordania y en diversos países europeos, asumió el compromiso de dirigir el equipo de trabajo encargado de la fotogrametría que será utilizada en la conservación y rehabilitación de las cubiertas y fachadas de la Catedral Primada de América.


Paralelamente, el Arzobispado de Santo Domingo contrató los servicios de la compañía española Proyectos y Rehabilitaciones Kalam S.A. y firmó un acuerdo de trabajo con la Universidad de Alcalá de Henares.


El arquitecto Eugenio Pérez Montás, director de la Unidad Ejecutora del Arzobispado de Santo Domingo, quien tiene amplia experiencia en desarrollo comunitario, ha sido artífice en la recuperación arquitectónica de la Ciudad Colonial de Santo Domingo.


Ramírez, apoyado por un equipo multidisciplinario formado por un arqueólogo y dos arquitectos españoles, más otro arquitecto dominicano, trabaja en la documentación para los estudios y analíticas de piedras, ladrillos y morteros, en las mediciones topográficas y ortofotos georeferenciadas que permitirán tomar las decisiones más acertadas.


La tecnología utilizada es la fotogrametría monumental, una técnica usada para documentar, con la mayor precisión posible, el patrimonio de algunas naciones. Arqueólogos y arquitectos confían en esta técnica a la hora de restaurar y estudiar edificaciones.


“Es un proyecto muy ambicioso porque parte también de hacer un estudio desde la arqueología de la arquitectura de la catedral, que es excepcional. Cuando le escribo a mis compañeros y les digo que estoy aquí, se mueren de envidia. Estamos ante un edificio puro, de arquitectura hispana”.


El proyecto, según la descripción de Ramírez, consiste en desarrollar una restauración parcial o total de la catedral, que necesita ser trabajada y ser puesta en valor. La primera fase consiste en realizar un conjunto de planos, lo más eficiente posible, para que los arquitectos restauradores puedan ejecutar estos proyectos que se quieren llevar a cabo.


Ramírez dice sentirse entusiasmado de trabajar en La Catedral de Santo Domingo, un edificio interesante para la historia de la arquitectura europea y americana. “En ocasiones no conocemos cierta cronología en algunos edificios españoles de finales del 400’, y aquí lo tenemos muy claro”.