Promiscuidad puede llevar a la infertilidadTener una vida sexual desordenada o ignorar los antecedentes sexuales de la pareja, resulta un gran riesgo para contraer una serie de infecciones ginecológicas, complicando en un futuro la salud reproductiva de la mujer.


“El contacto sexual puede ocasionar infecciones en la vagina y en la pelvis, provocando una infección de los órganos reproductivos de la mujer. Estas infecciones afectan el útero, las trompas uterinas, los ovarios y los tejidos cercanos de la pelvis”, explicó Roly Hilario Esteban, especialista en reproducción humana de Procrear.


Según el galeno, las infecciones pélvicas son frecuentes en la mujeres jóvenes, incluso antes de que tengan hijos y si una mujer ha tenido infecciones pélvicas puede ser un condicionante a hacer un embarazo ectópico (embarazo que ocurre por fuera de la matriz o útero)


Señala Hilario Esteban, el embarazo ectópico es potencialmente mortal y no puede continuar hasta el nacimiento (a término).


“Las trompas uterinas no son órganos que permiten un embarazo de 9 meses, estas pueden sufrir una ruptura en apenas 7 u 8 semanas cuando el embrión se implanta en la cavidad, para estos casos se necesitará ayuda médica urgente”, advirtió.


Recomendaciones


Todas las mujeres embarazadas, deben hacerse una ecografía precozmente para confirmar que es un embarazo normal que está dentro de la matriz y se está desarrollando de manera correcta, más importante aún, es visitar constantemente a su especialista y realizarse sus chequeos prenatales respectivos.


En cuanto a medidas preventivas se debe evitar comportamientos sexuales riesgosos, se debe usar condones durante las relaciones sexuales, y por supuesto practicar la monogamia.