SANTO DOMINGO.- La tradición se impone de nuevo en los hospitales públicos y descentralizados con el reforzamiento del personal de emergencia, los insumos, medicamentos y demás materiales gastables para enfrentar la demanda de atenciones médicas en el período de Navidad y Año Nuevo.


La medida incluye también, la de alta médica a pacientes que lo ameriten para tener más disponibilidad de camas, suspensión de las consultas externas y de las citas médicas hasta el próximo 7 de enero de 2014.


Entre los hospitales que informaron la decisión están el Francisco Moscoso Puello, Darío Contreras, Luis Eduardo Aybar, Vinicio Calventi, de Los Alcarrizos, y Marcelino Vélez Santana, de Herrera. Para esta semana se espera que otros se sumen a la tradición.


En el hospital traumatológico Darío Contreras, debido a que el área de neurocirugía está en remodelación, su director Manuel Cuello, coordinó con su colega del hospital Ney Arias Lora, Félix Hernández, habilitar un espacio para referir los pacientes de esa especialidad, quienes serán atendidos por médicos especialistas y pasantes del centro asistencial en remodelación. Cuello también, coordinó con la red hospitalaria pública, para que en caso de desbordamiento de pacientes, referirlos a esos centros asistenciales.


En tanto que en el Francisco Moscoso Puello, ubicado entre los barrios “calientes” del Distrito Nacional, y adonde llevan los principales heridos de riñas y balas, se formó un grupo de apoyo para reforzar el área de emergencia.