El papa Francisco fue nombrado hoy Persona del Año por la revista Time, que destaca sus tempranos inicios por modernizar la Iglesia Católica desde que fue elegido para el cargo en marzo pasado.


Time denomina a Francisco “el papa del Pueblo”, de quien resalta su espontaneidad con los fieles y su disposición a la apertura en cuestiones como el celibato sacerdotal, el papel de las mujeres en la Iglesia o la homosexualidad.


“Lo que hace tan importante a este papa es la rapidez con la que ha capturado la imaginación de millones que habían abandonado toda esperanza para la Iglesia”, añade el artículo de Time.


Se trata de la gente desencantada de la discusión “incesante” en la Iglesia sobre cuestiones sexuales y las luchas intestinas sobre autoridad, mientras el rebaño “sigue hambriento”, según la revista.


“En cuestión de meses, Francisco ha elevado la misión redentora de la Iglesia”, recalca Time, que señala que ahora el pontífice ha colocado a la institución “por encima del trabajo de policía doctrinal tan importante para sus dos predecesores, Juan Pablo II y Benedicto XVI”.


De estos dos recuerda que eran profesores de Teología, mientras que Francisco ha trabajado como conserje, portero de discoteca, técnico de laboratorio y profesor de literatura.