pistoEl juez de la Octava Sala Penal del Distrito Nacional, dispuso la inmediata puesta en libertad de un oficial del Ejército Nacional, acusado junto a un civil de ocupársele tres fusiles, siete pistolas y un revólver, los cuales según el ministerio público comercializarían de manera ilegal.



El magistrado Teófilo Andújar dispuso la libertad desde el mismo salón de audiencia del exprimer teniente del Ejército, Juan Rafael González de Lara, al declarar vulnerado el derecho fundamental de libertad de tránsito del impetrante.


El tribunal tomó la decisión, tras acoger un recurso de habeas corpus presentado por el impetrante, a través de sus abogados Abel Rodriguez del Orbe, Daniel Beltré López y Jansy Castro Domínguez.


El recurso fue presentado en vista de que la Fiscalía del Distrito Nacional no quería ejecutar la libertad del imputado, quien es médico ginecólogo, dictada por el séptimo juzgado de la Instrucción, el 26 de noviembre pasado, que varió la prisión preventiva que se había dictado en su contra, por el cambio de una garantía económica de 5 millones de pesos, impedimento de salida y presentación periódica.


El tribunal, en su sentencia rechazó las conclusiones vertidas por la representante del ministerio público, Elvira Rodriguez, por improcedente mal fundado y carente legal, toda vez que la presente acción constitucional de habeas corpus solo carecía de objeto cuando se haya ejecutado la libertad del imputado.


Se recuerda que el juez de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas había dictado seis meses de prisión preventiva en contra de González de Lara y el civil Joan Manuel de Jesús Rosario Santos.


Al imputado, se le acusa de ocupársele tres fusiles, siete pistolas y un revólver, los cuales según el ministerio publico comercializarían de manera ilegal.


El arresto fue materializado en los alrededores del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, donde les ocuparon la yipeta Ford Explorer, gris; los fusiles Colt, calibre 5.56 mm, M4 Comando; el DPMS Panther, calibre 5.6 mm; las pistolas Glock, modelo 26, calibre 9 milímetros y modelo 23, calibre 40 mm, así como el revólver Rohw, calibre 38 mm, serie 137598.


También cinco cargadores para pistolas Glock e igual cantidad para fusiles, más 130 cápsulas de distintos calibres, entre otros pertrechos.


Posteriormente, los oficiales se trasladaron al apartamento 152, del sector Los Jardines del Embajador, en el sector  Bella Vista, donde ocuparon otras cinco pistolas y un fusil, así como ocho cargadores para pistolas.