bacheMichelle Bachelet se convirtió este domingo en la primera mujer que es reelegida presidenta de Chile, tras vencer este domingo en la segunda vuelta de los comicios a la candidata de la derecha, Evelyn Matthei.


Escrutado el 99,97 % de las mesas, Bachelet obtenía un 62,16 % de los votos, frente a un 37,83 % de Matthei, que admitió su derrota, felicitó a la ganadora y más tarde la visitó para felicitarla personalmente, en una nueva demostración de una costumbre muy arraigada en los usos electorales chilenos.


Matthei llegó junto a Joaquín Lavín, uno de sus jefes de campaña, hasta el céntrico hotel donde funcionó este domingo el cuartel general del comando de Bachelet.


El encuentro entre ambas fue privado, aunque en los primeros minutos se abrió para las cámaras de la prensa; como se lograba escuchar parte del diálogo, los periodistas fueron invitados a salir del lugar.


Según testigos, uno de los temas conversados fue la alta abstención que se produjo en la segunda vuelta, y Matthei le señaló a Bachelet que no iba a permitir que nadie de su coalición ponga en duda la legitimidad de la victoria de la candidata de oposición.


Posteriormente, en un discurso ante sus partidarios, Bachelet agradeció el gesto de su contendiente y acalló algunos abucheos que surgieron desde la multitud. También dijo sentirse “orgullosa de ser presidenta electa” y agradeció la confianza del pueblo chileno.


El presidente de Chile, Sebastián Piñera, invitó a Bachelet a reunirse el lunes por la mañana, a lo que ésta respondió que aún permanecerá unos días en el país.


“No me iré a Nueva York, me tomaré unos días en Chile. Y a partir de marzo haré todo lo que esté en mis manos para hacer un buen gobierno”, respondió la ex mandataria.


Por su parte, Evelyn Matthei deseó “lo mejor” a su adversaria y aseguró que las ideas propuestas por su sector durante la campaña “perdurarán en el tiempo”.


“Mi deseo más profundo es que (a Bachelet) le vaya muy bien, nadie puede desear lo contrario”, manifestó Matthei, que derramó lágrimas durante su alocución.