Le explota un "buscapié" a Nuria, "sin querer queriendo" como El ChavoEl analista Julio Martinez Pozo plantea una seria reflexión en torno al asesinato del presentador de noticias Claudio Nasco y la obligación ética de respetar la intimidad de las víctimas y de su entorno, sin importar la nombradía o cercanía de los involucrados en hechos escabrosos como este.


Pozo, figura central del programa de actualidad Sol de la Mañana, de Zol 106.5, considera que en otras circunstancias y con actores diferentes, el caso Nasco hubiese sido tratado de forma diferente, sobre la base de la explotación al máximo del morbo y de la especulación.


Observó que la directora de NCDN, Nuria Piera, medio para el que trabajaba Nasco, contrario a su talante habitual, esta vez concordó plenamente con la conclusión de la investigación policial, y prácticamente descarta la posibilidad de que exista un “autor intelectual” del crimen.


Martinez Pozo se mostró convencido de que si Nasco, en su historia sentimental, contara con una relación con algún político cuestionado, nadie podría librar a tal figura de una campaña despiadada para vincularle al asesinato, aunque fuese inocente.


Subrayó el periodista que esa fue la posición que él mismo sustentó desde el principio, ya que mediante contactos con los investigadores conoció detalles de la relación del locutor cubano radicado en el país con los jóvenes que finalmente acabaron con su vida.


“Como no van a respaldar la investigación de la Policía, si los detalles que integra son abrumadores como medios de prueba”, significó Martinez Pozo.


Insistió, sin embargo, en que los comunicadores que utilizan la denuncia, el escándalo y el morbo como gancho principal para atraer audiencia tiene ahora la oportunidad de reflexionar sobre potenciales abusos que comenten cuando los involucrados no les son cercanos.


En tal sentido, ponderó el editorial del Diario Libre de este martes, que valora la “exquisita prudencia” con la fue manejado el caso Nasco por parte de la Policía, que obvió los aspectos mas sórdidos para difundirlos.


Martinez Pozo entiende que fallaron de plano quienes intentaron descalificar la investigación al partir de la premisa de que “una persona del nivel de Nasco, aunque gay, no se relacionaría nunca con ese tipo de gente a la que se acusa de matarlo”.


Aunque no especificó, Martinez Pozo señaló que las evidencias colectadas por la Policía en su investigación son de carácter escandaloso y recrean aberraciones que dijo van mas allá de la simple preferencia sexual.


En tanto, la emisión de este lunes en la noche del noticiero de Telesistema, Canal 11, que dirige el cubano Roberto Cavada, presentó testimonios de familiares, vecinos y amigos de Oscar Pérez (Yendel), Joel Rafael Miliano Rodríguez (Pateo) y a Luis Manuel Estévez Ponciano (Macuto), acusados de ser los asesinos del periodista Claudio Nasco,, y que comprometen la reputación de la víctima.


De acuerdo a los entrevistados en el sector Hato Nuevo, de Manoguayabo, Nasco tenía más de cuatro años de relación con al menos uno de los jóvenes (Yandel), es decir, desde que era menor de edad, y la hacía numerosos regalos de prendas y vestimentas costosas. algunos de los que mostraron ante las cámaras de Telesistema.


La madre de Yandel relató que desde hacía años conocía que una persona pasaba a buscar al joven a su escuela en un automóvil de lujo con los vidrios tintados, y que cuando confrontó a su hijo él alegó que salía con “una vieja adinerada”.


Por Johnny Arrendel