52b09cbed9544_350x0A la cantante no le gusta que la gente la reconozca en un sanitario, por lo que su esposo no permitió que la molestaran en un restaurante.


El rapero Jay-Z ha demostrado ser un esposo muy protector, ya que no permitió que ninguno de los clientes del restaurante Crossroads de Los Ángeles, utilizara el baño del establecimiento mientras Beyoncé estaba dentro.


”Los dos estaban cenando tranquilamente y de repente Jay Z le preguntó a una camarera si el baño estaba vacío. Una vez que se aseguraron de que no había nadie dentro, Beyoncé entró y él se quedó en la puerta como si fuera un guardia de seguridad.


Varios clientes intentaron entrar un poco más tarde, pero él les preguntó educadamente si no les importaba esperar hasta que Beyoncé saliera. Algunos de ellos se ofendieron y ella se sintió muy avergonzada cuando se dio cuenta de que había gente esperando”, declaró uno de los presentes al diario Daily Star.


”A Beyoncé le asusta que la gente le reconozca en un baño público. De hecho, muchas veces sólo se anima a entrar si está acompañada de una amiga porque así se siente más segura. Pero esta vez estaba sola con su marido, así que no le quedó otra opción”, agregó la misma fuente.


También se sabe que minutos más tarde, los clientes convivieron con la famosa pareja, con quienes se tomaron varias fotografías.


Se ha comentado que la actitud sobreprotectora de Jay-Z se debe al acoso que su esposa recibe en sus apariciones en público, y por la poca intimidad que tienen en este tipo de lugares.