politEl Ministerio de Salud Pública investiga por lo menos 7 muertes maternas en un mes que sospecha están relacionadas con un accidente anestésico, probablemente vinculado a los fármacos reetiquetados por la empresa Yodifamar, propiedad del empresario José Cruz, en prisión preventiva.


De esas parturientas por lo menos a 4, según una fuente, se les suministró Butivacaína, anestésico que habría sido reetiquetado y vendido al Programa de Medicamentos Esenciales (Promese). La fuente dijo que después de suministrada la anestesia las madres presentaron paro cardio respiratorio.


Las muertes ocurrieron en el hospital de Boca Chica, en la maternidad La Altagracia, de Santo Domingo, en el hospital Taiwán, de Azua y en hospital de Salcedo. Esto impacta la mortalidad materna del país, que este año suma 174 decesos. Las autoridades han estudiado cuatro expedientes de las 7 muertes.