1_053630400 1322858710_cerdo-inUn hombre murió atragantado con un hueso de cerdo en el barrio Santa Ana de Constanza, anoche.


Roberto Abreu Calderón, de 48 años, expiró a las 11 de la noche, luego de consumir una carne de cerdo que había comprado en un puesto de venta en la calle, de la que se le incrustó el hueso en la garganta.


El hombre era conducido de emergencia al hospital municipal de Constanza cuando exhaló su último aliento.