expEl poco dominio en matemáticas y en lectura que tienen los profesores del nivel básico es un reflejo de que no sólo la educación primaria y secundaria ha fracasado, sino también la educación superior, sobre todo en lo que respecta a la formación de maestros.



Así lo informó el director ejecutivo del Instituto Dominicano de Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa (IDEICE) del Ministerio de Educación, Julio Leonardo Valeirón, durante la apertura del IV Congreso Internacional sobre Desafíos de la Educación en el siglo XXI.


Puso como ejemplo que el estudio “Dominio de los contenidos matemáticos por parte del docente, como factor de éxito o fracaso escolar en el primer ciclo del Nivel Básico”, en una prueba de matemática acerca de lo que el maestro del primer ciclo de básica debe enseñar, sólo 1.18% obtuvo calificaciones por encima de 90 puntos. Cerca del 65% de estos maestros, no alcanzaron los 65 puntos.


“Si queremos una nueva escuela, necesitamos con urgencia un nuevo maestro”.” Julio Leonardo Valeirón, director ejecutivo del IDEICE

“Eso es de lo que el maestro debe enseñar, no de lo que debe saber, que si aplicáramos la prueba de lo que debe saber posiblemente el resultado sea más bajo. Nadie puede enseñar lo que no sabe”, indicó Valeirón.


En ese sentido, recordó que en un estudio que hizo la Escuela de Pedagogía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), sobre el nivel de lectura de los estudiantes de educación, puso de relieve que la mayoría de estos tenían un sexto grado de lectura.


“Esto es preocupante”, declaró el director del IDEICE, sobre todo si se toman en cuenta los resultados del Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo (SERCE) que reflejaron que en República Dominicana un estudiante de sexto curso no sabe leer correctamente, porque la mayoría lo que hace es leer palabras y a veces trozos de palabras, pero que no logran entender su significado ni relacionar una palabra con otra.


El estudio determinó que 95% de los estudiantes dominicanos que terminaban el tercero de la primaria no sabía leer, y que 31% de los mismos está incluso por debajo del nivel uno.


Dijo que para tener una nueva escuela se necesita un profesional de la educación competente, con altos niveles de motivación y compromiso por lograr que todos sus estudiantes se desarrollen plenamente”, expresó Valeirón. Sostuvo que son necesarios docentes calificados, altamente competentes y motivados.