Refugiados en un campamento de la ONU en Juba, Sudán del Sur.


(CNN).- Alrededor de 150 marines de Estados Unidos están a punto de entrar al turbulento Sudán del Sur para ayudar a evacuar a estadounidenses y a proporcionar seguridad para la embajada de ese país, dijeron dos funcionarios militares el lunes.


Las tropas se mueven desde España a África, probablemente a Yibuti, le dijeron los funcionarios a Barbara Starr de CNN el lunes.


Se cree que un estimado de 100 ciudadanos estadounidenses están en Sudán del Sur, en donde la persistente violencia aviva los temores de una guerra civil total en el país más nuevo del mundo.


“Al llevar nuestras fuerzas, podremos responder más rápido a la crisis en la región, si se necesita”, dice un comunicado del Comando África de Estados Unidos.


El comunicado cita el ejemplo de Bengasi, en donde en un ataque el año pasado murió el embajador estadounidense Christopher Stevens y otros tres ciudadanos de ese país.


“Una de las lecciones aprendidas tras los trágicos eventos en Bengasi es que necesitábamos estar mejor ubicados, para así poder responder a situaciones de crisis, si se necesita. Esos movimientos de precaución nos permitirán hacer eso”, dice el comunicado.


Según un alto funcionario del gobierno, 380 ciudadanos estadounidenses han sido evacuados, junto con otras 300 personas de otros países.


“Basados en registros, hay ciudadanos estadounidenses en otros pueblos y áreas a lo largo de Sudán del Sur. Intentamos establecer cuántos hay aún en el país. Muchos han salido por su cuenta”, dijo el funcionario.


El domingo, todos los estadounidenses que se presentaron en un campo de la ONU en la ciudad de Bor fueron evacuados de forma segura, dijo el Departamento de Estado.


Un funcionario del Departamento de Estado dijo que alrededor de 15 estadounidenses fueron evacuados en avión el domingo. Personal estadounidense trabaja para confirmar que  no queden más ciudadanos de ese país en Bor que necesiten evacuación.