senasaSANTO DOMINGO.- La directora del Seguro Nacional de Salud (Senasa) garantizó ayer el tratamiento de cáncer a los afiliados del Régimen Contributivo del plan especial, hasta que concluya su esquema de tratamiento.



Asimismo, Altagracia Guzmán Marcelino aseguró que la Administradora de Riesgos de Salud (ARS) del Estado no está en quiebra, porque tiene una reserva técnica (depósitos en banco) de más de RD$1,240 millones, y paga mensualmente entre RD$700 millones y RD$800 millones a las Prestadoras de Servicios de Salud (PSS) contratadas. En este año, el Senasa ha pagado RD$ 8,000 millones.


Sin embargo, Senasa mantiene un déficit de RD$296 millones, o como Guzmán Marcelino prefiere llamar: capital requerido, y que atribuye a la baja cápita que recibe por afiliados del Régimen subsidiado, del Seguro Familiar de Salud (SFS) que de RD$181, por la inflación el valor real es de RD$61 por afiliado.


Actualmente, Senasa cuenta con una cartera de afiliados de 2,996,034 personas, entre ellos 2,516,929 del Régimen Subsidiado, de los cuales 383 reciben tratamiento para cáncer que no están contemplados en el Plan de Servicios de Salud 3.0 (PDSS).


Para la directora de la ARS estatal, el manejo de la siniestralidad es la clave para resolver los problemas de cobertura, pues asegura que en el país no se administra riesgos de salud, sino financieros.


Asegura que la sostenibilidad financiera se logra con la regularización de los hospitales descentralizados, patronatos, ONG, las redes de prestadores privados y públicos y con el inicio del Modelo de Atención en Salud.


También, con la continuación de la fiscalización al Senasa, a las ARS privadas y a las de autogestión.


En ese orden, propone que el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) se aboque a revisar y actualizar el catálogo de prestaciones de servicios, revisión de la cápita del Régimen Subsidiado y aprobar RD$4.00 por afiliado por mes para cubrir los accidentes de tránsito a esos afiliados.


Para Guzmán Marcelino es deplorable que la instancia correspondiente, en vez de someter al CNSS el listado de medicamentos para tratamiento del cáncer más demandados, lo que sometió fue un PDSS ampliado, con dos mil prestaciones, en vez de priorizar procedimientos y medicamentos que impacten la salud y los bolsillos de los afiliados.


Al respecto, el superintendente de Salud y Riesgos Laborales, Fernando Caamaño, dijo que el problema de Senasa es de gestión, que debe ceñirse a las normas, y no dar lo que no tiene.


También negó que haya dicho que la ARS del Estado esté quebrada, y asegura que la Sisalril regula a todas las aseguradoras.