ciudSANTO DOMINGO (R. Dominicana). – La remodelación de la Zona Colonial avanza  a paso lento con  las habituales quejas de vecinos y comerciantes, recelosos de los contratiempos que ocasionan las obras en las calles intervenidas.


Los 30 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se espera que transformen el primer casco histórico del Nuevo Mundo y lo conviertan en receptor de turistas consumidores de alimentos, bebidas, artesanías y ocio, tal y como sucede en La Habana o el Viejo San Juan.


Para lograr esa meta, se necesita más que inversión de recursos, voluntad política y personal calificado en seguridad y defensa. Los diez millones de turistas que se esperan necesitan ser bien cuidados.


Y para aunar esfuerzos y contar con la colaboración de empresarios y sectores ligados a la actividad turística será dado a conocer el  miércoles 4 de diciembre a las 8 de la mañana en el Ministerio de Defensa, el Plan Integral de Seguridad Turística.


Además, el incremento de la delincuencia obliga a también definir y pulir la seguridad de los visitantes que se  esperan en los próximos años, luego de la remodelación de un sector de la ciudad  que ahora  luce semiabandonado a pesar de la gran actividad social que experimenta los fines de semana.


Esa definición es la voluntad que pretende el taller de “Asuntos civiles y operaciones de apoyo de información militar”  que realiza el Ministerio de Defensa a través del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR), con los auspicios del Clúster Turístico de Santo Domingo.


Oficiales y agentes del antiguo Politur y policías municipales participan en la actividad que concluye el próximo viernes 6. Cuenta con el apoyo del Comando Sur de los Estados Unidos. La idea es acercar a cuerpos especializados como el CESTUR a la población civil, sobre todo a los turistas visitantes  que gastarán las divisas  en tiendas y restaurantes. La actividad se lleva a cabo en las oficinas del Clúster Turístico.


Fuente: José Arias 7dias.com.do