apartamentoSantiago.- A 18 días de ser inaugurado el proyecto habitacional Invi Villa Progreso de Villa González, los 208 beneficiarios no han podido ocupar sus apartamentos debido a intereses de políticos que buscan dejar fuera a los verdaderos damnificados.


El conflicto podría desencadenar en protestas, de una parte de los desplazados que ni siquiera tienen las llaves o saben ahora si realmente aparecen en el listado.


Apenas 20 familias del sector Bella Vista y otras 20 del barrio San José y la Mina tienen contratos, el resto está a la espera para que el 28 de este mes cuando sostendrán una reunión para informar quiénes fueron agraciados, puedan aparecer en el grupo.


Las mayores quejas provienen de los afectados del río Arrenquillo de Villa González, pues prácticamente en su mayoría quedaron fuera del listado.


En el caso de las 74 familias del improvisado barrio Los Guandules y cuyas viviendas colapsaron por los derrumbes, el gobierno está en un dilema, debido a que algunos de los beneficiarios de apartamentos, volvió a mudarse a la zona de peligro y se rehúsa a salir.


“Estamos pidiendo que se actúe con equidad, que se les entreguen las viviendas a las gentes que las necesiten”, expresó Leonardo Quezada.


El pasado día seis de diciembre, el Presidente Danilo Medina Sánchez, dejó inaugurados dos proyectos habitacionales con un total de 320 viviendas entregadas a familias damnificadas de los ríos Arrenquillo, los deslizamientos de tierra en comunidades de Santiago y Jayaco en la provincia Monseñor Nouel.


Una fuente dijo que decidieron aplazar la entrega de las casas, debido a que políticos, entre estos legisladores pretenden incluir a personas cercanas a ellos en el listado de beneficiarios.


Las viviendas serán ocupadas por 100 familias damnificadas del río Arrenquillo, pero no todos serán favorecidos.


El complejo de apartamentos está ubicado en la autopista Joaquín Balaguer, en la comunidad de Quinigua, Villa González, al lado del Instituto del Tabaco (INTABACO). Esa misma situación se repitió en Tamboril durante la entrega de la segunda etapa de construcción de apartamentos para afectados por el alud de tierra que dejó sepultada la comunidad de Carlos Díaz en el distrito municipal de Canca la Piedra. Allí los dirigentes políticos despojaron a varias familias de sus apartamentos para entregarlos a particulares.