aac503dd45d361028b62b0656d22baa8_articleCorea del Norte ha informado que este jueves ha ejecutado a Jang Song-thaek, tío del líder del país, Kim Jong-un.


La agencia AFP menciona que Jang Song-thaek fue acusado de traición.


Jang Song-thaek fue ejecutado poco después de un juicio militar especial, precisa la agencia oficial de noticias de Pyongyang, KCNA, citada por Yonhap.


Algunos de los compañeros de Jang fueron ejecutados en público a principios de diciembre.


El hombre, considerado segundo al mando en la jerarquía política de Corea del Norte, fue denunciado públicamente, relevado de todos sus cargos e incluso expulsado por policías durante una asamblea política.


Jang Song-thaek, el marido de la hermana del anterior líder, Kim Jong-il, llevaba más de cuatro décadas vinculado políticamente a la familia gobernante de Corea del Norte.


Subió en la jerarquía del partido, cayó en desgracia en 2004, se recuperó en 2006 y consiguió un alto puesto militar en 2011, tras el ascenso de Kim Jong-un.


Jang aparecía con frecuencia en público como mentor y asesor del joven líder, se le considera una persona clave para mantener la estabilidad del régimen tras la muerte de Kim Jong-il y se cree generalmente que es él quien manejaba los asuntos económicos del Estado, especialmente los proyectos conjuntos con China.


Jang ha sido objetivo de una dura campaña mediática en la que se le ha acusado de consumir drogas, ser mujeriego, jugador, corrupto y de comportarse “de manera capitalista”.


El comunicado de prensa oficial divulgado por los medios estatales acusa a Jang y a sus ayudantes de actos contrarrevolucionarios, entre los que destacan explícitamente los fallos de Jang en la implementación de políticas dictadas por los militares y sus intenciones de formar una facción rival dentro del Partido de los Trabajadores.


También está acusado de desafiar a la gerencia del partido, generar el caos en el sistema de administración financiera del Estado y vender a precios bajos recursos preciosos del país, lo que se puede interpretar como una crítica a la política económica de Jang que otorgaba preferencias a China en el sector minero del país.


Jang estaba influido por el “modo de vida capitalista” y “fingía defender al partido y al líder, pero tenía aspiraciones diferentes y mantenía un doble juego”, según el comunicado.