comercioLas principales avenidas y plazas comerciales del Gran Santo Domingo lucían ayer abarrotadas de personas en busca de ropas, calzados y comestibles en la víspera de la Nochebuena.


Las avenidas Duarte y París eran un hervidero humano, principalmente, debajo del elevado donde el comercio de ropas y calzados de medio uso, se desarrolla en medio de la vigilancia de un amplio contingente policial diseminado para prevenir atracos.


Salvador Peña, quien tiene un puesto de  uvas y manzanas en la zona, desde hace 24 años, se quejó de que las ventas aún están tímidas y espera que se dinamicen a partir de hoy.


“La gente lo que anda buscando es ropa y zapatos, yo espero que a partir de mañana se ponga buena la cosa para nosotros”, dijo. Varios agentes de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) agilizan el tránsito que luce congestionado desde el viernes pasado.


Lo mismo ocurre en el mercado de Las Pulgas, ubicado entre la avenida Luperón y el Kilómetro doce de Haina, donde se oferta toda suerte de mercancías.


Los grandes supermercados también han comenzado a reactivar sus ventas. Plazas comerciales como Jumbo Luperón, La Sirena y Bravo lucían ayer con una gran afluencia de clientes.


Inicia éxodo


Mientras tanto, las paradas de autobuses con destino a las regiones Norte y Sur del país también comenzaban a dinamizarse con motivo del feriado.


Fernando Florián, quien viaja hacia Bahoruco, dijo que los precios de los pasajes se mantienen estables hasta el momento.