BOINUEVA YORK.- Grupos haitianos y pro haitianos de Canadá, comenzaron el miércoles 10 de diciembre una campaña contra el turismo canadiense y el consumo de productos de República Dominicana, en el aeropuerto internacional Pierre Trudeau de Montreal.



Según el periódico de Quebec, Le Nouvelliste, en su edición digital de ayer, los manifestantes portaban llamativos cartelones en los que exigían devolver la nacionalidad dominicana a los hijos de haitianos nacidos en el país caribeño y el cese de las deportaciones masivas.


Le Nouvelliste dijo que los quebequenses también llamaron a un boicot contra todos los productos dominicanos. La mayoría de los participantes en la protesta en la terminal, son hijos de haitianos nacidos en Quebec y con la nacionalidad canadiense, añade el periódico.


La movilización fue organizada por un denominado “Comité de Acción Contra la Resolución 168-13 del Tribunal Constitucional”, al que acusaron de negarles la ciudadanía a millares de domínico haitianos, que los organizadores sitúan en la cantidad de 250,000.


“Temprano, en la mañana del 10 de diciembre, los instigadores del movimiento tomaron por asalto el aeropuerto internacional Pierre Elliot Trudeau”, reseña el diario.


“Esta decisión xenofóbica y racista recuerda lo que condujo al apartheid en Sudáfrica”, le dijo al medio el activista Robert Ismael, coordinador del Comité de Acción.


“Quebequenses y canadienses, están invitados a boicotear el turismo y los productos de la República Dominicana hasta la anulación de la sentencia 168-13”, rezaba uno de los carteles.


El comité de apoyo a los dominíco haitianos afectados por la decisión del Tribunal Constitucional envió una petición a John Baird, ministro de Asuntos Exteriores de Canadá y a José del Carmen Ureña, embajador de RD en Canadá.


Unas 1,500 personas ya han firmado el documento instando al gobierno dominicano para invalidar la decisión de la Corte.


La presión también estará sobre el gobierno de Canadá , dijo el portavoz, buscando que a su vez presione a las autoridades dominicanas a que reconsideren su decisión “xenófoba”.