El ex pelotero dominicano Sammy Sosa volvió a los titulares de los periódicos en Estados Unidos al hacerse público que compró la semana pasada una mansión en Florida por 7.6 millones de dólares.


Sosa, quien es uno de los cinco peloteros en la historia de las Grandes Ligas en disparar 600 o más cuadrangulares, adquirió la residencia ubicada en Golden Beach la cual tiene una extensión de 2,182 metros cuadrados.


La nueva propiedad de Sosa es de dos plantas y fue construida en 1998 y la última vez que fue vendida tuvo un precio de 6.4 millones de dólares en 2002.


La hermosa residencia cuenta con una piscina, siete habitaciones y ocho baños y medio, además de que cuenta con vista al mar desde todos sus ángulos.


Nelson González, el corredor de bienes raíces que le llevó a Sosa la compra-venta de la residencia, dijo que el ex pelotero tiene planeado construirle otra ala más a su nueva casa.


Sammy Sosa tiene hasta el momento como residencia actual un condominio con valor de 4.3 millones de dólares en Aventura, Florida, pero de acuerdo con González la casa de Golden Beach será pronto su hogar permanente.