intemMás de 200 estudiantes del nivel Medio del liceo Eugenio María de Hostos del sector La Altagracia, en Andrés, Boca Chica, reciben docencia en condiciones de hacinamiento. Una parte de ellos está a la intemperie y otros en dos pequeños cuartuchos en el local de una iglesia, a donde tienen que llevar sillas desde sus casas.


Al inicio del año escolar los estudiantes tomaban clases todos juntos en el salón de otra iglesia cuyos directivos pidieron que se la entregaran, ya que la infraestructura y el mobiliario del templo habían sido afectados por los estudiantes. 


A partir de esta semana los alumnos fueron acogidos por una iglesia adventista, pero allí sólo les prestaron dos pequeños cuartos, por lo que algunos cursos fueron ubicados en el patio.


Los estudiantes no han podido recibir suficiente contenido de las diferentes asignaturas. Incluso en el área de matemáticas apenas hace dos semanas están recibiendo la parte teórica, ya que no tienen pizarras para desarrollar prácticas. 


Este hacinamiento ha provocado falta de concentración y ausentismo, pues los estudiantes no están motivados a asistir y muchos actúan con indisciplina hacia el profesorado y sus compañeros, por lo cual a veces la docencia se suspende antes del mediodía.


El recreo lo tienen que tomar en la calle. Los directivos del liceo dijeron que esperan la certificación de que el centro está listo, pero aún no se ha especificado la fecha. En tanto que los padres critican la tardanza en la entrega de la obra y la situación que afecta a sus hijos.