mujEl ex presidente de la Sociedad Dominicana de Psiquiatría, José Miguel Gómez, denunció que el consumo de alcohol y drogas se ha disparado de manera alarmante en las mujeres.


Gómez dijo que ya se ha hecho frecuente ver en los centros de ingesta de bebidas alcohólicas que la cantidad de mujeres iguala, y en muchos casos, supera al número de hombres.


Precisó que lo más preocupante de esa situación es que la mayoría de las féminas que están consumiendo drogas y alcohol son menores o adolescentes.


Dijo que las consecuencias de esa situación son una gran cantidad de embarazos y la proclividad al contagio de enfermedades de transmisión sexual y sida.


Ruptura matrimonial
En otro orden el galeno reveló que la situación de la familia es tan crítica en el país, que el 60 por ciento de los matrimonios que se contraen no llegan a los diez años.


El profesional de la salud mental calificó como sumamente preocupante el hecho de que para la mayoría de los dominicanos ya no ve a la familia como su mejor inversión social.


Gómez puso como ejemplo las alarmantes estadísticas  que revelan que entre el 38 y 40 por ciento de los hogares en la República Dominicana son mono parental, generalmente encabezados por madres solteras.


Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, José Miguel Gómez dijo que lo más lamentable de todo eso es que el hombre dominicano cuando se aleja de la mujer, también rompe con sus hijos.


Agregó que la ruptura con los hijos no solamente se produce en el aspecto emocional, sino que también abandonan sus vástagos en términos económicos.


“Es decir que la crisis de la familia es de tal magnitud que tres de cada cinco parejas que se casan se divorcian antes de los diez años, y el 40 por ciento de los hogares en República Dominicana son mono parental, reiteró el doctor José Miguel Gómez.


El facultativo dijo que eso da una idea de la crisis de valores que hay en el país debido a que la familia, que es la célula principal de la sociedad, está en desintegración.


Sostuvo que los hijos, principalmente los niños y adolescentes, son las principales víctimas de esa descomposición familiar.