salaSanto Domingo.- Cantidad de niños con afecciones respiratorias están abarrotando los hospitales del país, donde ya se escuchan las quejas de los padres por la lentitud en el servicio que ofrecen a sus hijos.



Centros médicos como el Santo Socorro o el Robert Reid Cabral estaban ayer repletos de niños y niñas presentando tos, congestión, bronco espasmos (pecho apretado) y bronquiolitis.


El doctor Juan José Villar atribuyó la cantidad de casos al cambio de clima, debido a que en los últimos días ha habido un descenso en la temperatura.


El galeno advirtió que la cantidad de pacientes con las referidas afecciones podría seguir aumentando en los próximos días, aunque aclaró que la situación es típica para el último trimestre del año.


Igual apreciación externó el personal médico del Robert Reid Cabral, donde decenas de pacientes esperaban por atención.


No dan abasto


Padres y madres de los menores se quejan del poco personal médico que daba asistencia en los centros de salud, lo que los obligaba a tener que esperar horas, antes de que sus hijos fueran asistidos, o a tener que “rodar” de un hospital a otro.


Tal fue el caso de Estephany Santana, una madre que llevó a su bebé de un año al Santo Socorro padeciendo tos y fiebre. “A mí me tienen dando vueltas y vueltas. Ayer (el sábado) la llevé al (hospital) Moscoso Puello, y de ahí me la refirieron para internar en el Angelita, pero cuando la llevé, me la despacharon, y saliendo de ahí, la niña se volvió a apretar”. La señora se quejaba de que aunque volvió al Robert Reid (Angelita), la enviaron al Santo Socorro, según ella, porque el otro hospital ya no tenía más espacio.


Jacqueline Hernández dijo que llevaba casi tres horas esperando para que asistieran a su niña, también aquejada con fiebre, diarrea y vómito. “Es que esto no puede ser. Hay un solo médico para todo el mundo y no da abasto”.