La impresionante situación fue filmada por las cámaras de seguridad de un aeropuerto turco. En las imágenes puede verse cómo una mujer vende a su bebé de cuatro meses a una familia alemana.


De acuerdo a lo informado por larazon.es, la joven de 22 años, identificada como Dinara A. y procedente de Turkmenistán, habría sellado el trato con los “nuevos padres” del bebé a través de Internet y luego finalizó el horroroso intercambio en el aeropuerto internacional de Estambul.


Según puede verse en la cámara de seguridad del aeródromo turco, Dinara llegó en un taxi, acompañada por su madre, con el bebé metido en una bolsa. Más tarde, se encontró con los alemanes en uno de los baños del edificio.


Pocos segundos después, sale la “nueva madre” con el cesto en el que iba el niño, se para en una zona de aeropuerto para comprobar que estaba bien y sale del aeródromo hacia una camioneta que los estaba esperando.


Las imágenes, grabadas en 14 de septiembre, fueron claves para resolver este caso. Según publica en diario turco “Hürriyet”, cuando la policía interrogó a la pareja “adoptante” dijeron que se lo habían encontrado en el baño, pero ante las evidencias de la cinta, confesaron que habían sido contactados a través de la web por la chica proveniente de Turkmenistán.


De acuerdo al testimonio que dieron, la jovencita tenía una situación financiera difícil y les dijo que les vendería a su bebé para poder sobrevivir. “La conocimos al llegar al aeropuerto en Turquía y le dí 310 euros para ayudarla. Ella se limitó a decir: ‘Cuida bien de mi hijo’”, declaró la detenida.


La madre confesó que su situación en Turquía era irregular y que quedó embarazada sin desearlo. “Sólo quería deshacerme de él. Por eso contacté con esa familia, pacté el precio y quedé con ellos en el aeropuerto. Lamento que mi hijo esté de vuelta”, dijo.


Las autoridades turcas se hicieron cargo del bebé y Dinara y su madre fueron deportadas.