mediEl Gobierno negó ayer que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, haya tomado parte en el diálogo entre la República Dominicana y Haití, en busca de solucionar las diferencias por la sentencia que fija que no son dominicanos los hijos de extranjeros ilegales.


También negó que en algún momento de las conversaciones se planteara una amnistía para los haitianos irregulares. La posición del Gobierno, dada a conocer por el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, se produce luego de que el embajador en España, César Medina, publicó un artículo en el periódico Listín Diario en el que reseña esas situaciones.


“Lo que describe el embajador Medina, sencillamente, nunca ocurrió. He vivido en primera persona todo el proceso y puedo dar fe de ello. El único contenido de nuestras conversaciones es el que hemos hecho público con el acuerdo alcanzado, es decir, nuestro compromiso de priorizar el diálogo en la búsqueda de soluciones ante cualquier asunto bilateral”, precisó en un comunicado.


Montalvo explicó que hubo una reunión con el canciller Elías Jaua y otros funcionarios del Ministerio de Exteriores y que ese Estado intervino como facilitador del diálogo. Reiteró que el Gobierno de Venezuela se ofreció a apoyar el proceso en aras de un mayor entendimiento entre dos países vecinos y que comparten numerosos foros internacionales en la región.